EL VINO

La viticultura de la Ribeira Sacra, está considerada como viticultura heroica, dado el esfuerzo que deben realizar los viticultores en las labores de cultivo de la uva.

No en vano esta zona está considera como viticultura de montaña, debido a que las pendientes de los viñedos pueden llegar al 70% de inclinación, como es el caso de una de las fincas de Adegas PREANES, As Oubenzas

La compleja y diversa orografía de la zona hace que las fincas sean de pequeño tamaño y muy diferentes entre sí, otorgándole a los caldos distintos matices organolépticos.

Los microclimas que influyen en nuestras fincas son ideales para el cultivo de la variedad Mencía, de ciclo corto, muy aromática y de buena maduración.

Los suelos son minerales, debido a su escasa profundidad, característica que se aprecia en nuestro vino, lo cual supone además que la cepa se autorregule en la producción de uva, poca y de buena calidad.

Para Adegas PREANES las labores en la viña cobran gran importancia, primando la conservación de la cepa y el arraigo de ésta al suelo. De este modo, las podas son muy restrictivas y los abonados no existen, en la búsqueda de que sea la cepa la que profundice en los suelos minerales de las nuestras viñas.

La vendimia tiene lugar en el momento en el que la uva posee un equilibrio en su composición, para poder obtener unos vinos armoniosos.

La enología se concibe como un proceso natural donde, en primera instancia, tiene lugar la fermentación alcohólica y en segundo lugar una desadificación natural, la fermentación maloláctica. Después estabilizarse el vino desde el punto de vista microbiológico, reposa en la bodega a temperatura estable donde tiene lugar una autoclarificación natural para de este modo evitar otros procesos.

Una vez finalizado el invierno, el vino será embotellado.